radares

Cómo funcionan los radares y cómo evitarlos

El exceso de velocidad es una de las principales causas de siniestralidad en la carretera, debido a esto, la DGT (Dirección General de Tráfico) hace lo posible para que los conductores de todo el país levanten el pie del acelerador. Una de las medidas estrella para conseguir esto son los radares medidores de velocidad.

El funcionamiento de estos aparatos es algo que suscita muchas dudas entre los conductores y también algunos rumores sobre su funcionamiento que, normalmente, acaban revelandose como falsos mitos.

El ir a mucha velocidad no impedirá que te multen, todos los radares multan hasta 200Km/h, la gran mayoría lo hace hasta 250Km/h y algunos miden hasta 320Km/h, así que si no conducen un modelo de fórmula 1 lo mejor es que no sobrepases la velocidad máxima.

Los radares funcionan perfectamente por la noche, disponen de flashes que permiten ver bien una matrícula con muy poca luz, si bien es cierto que en situaciones de lluvia intensa es posible que la foto no salga con nitidez.

Los radares fijos no vigilan unicamente un sentido de la circulación, existen modelos que se colocan en las medianas que miden la velocidad en ambos sentidos de circulación.

Los radares actuales están equipados con sistemas antideslumbramiento, por lo tanto el colocar objetos refectantes en tu vehículo no impedirá que te multen.

No todas las cabinas tienen un radar en su interior, en realidad los radares van rotando y en ocasiones alguna cabina puede estar vacía.

 

Cómo evitar que te pille un radar

Como sabrás os dispositivos detectores de rádares están prohibidos y su uso puede conllevar una multa de 200€ y 3 puntos. También están prohibidos los inhibidores, aparatos que detectan el radar e interfieren en su correcto funcionamiento, utilizar un inhibidor se sanciona con multa de 6.000€ y la perdida de 6 puntos de carnet.

Sin embargo actualmente hay en el mercado numerosas aplicaciones para móvil (avisadores) perfectamente legales que disponen de bases de datos actualizadas y te informan de la ubicación de radares fijos, posibles zonas de radares móviles, radares de semáforos, planificación de rutas libres de mediciones y un largo etcetera de utilidades que te ayudarán a planificar una ruta óptima.

 

Tipos de radares que encontrarás en las carreteras españolas

Radares fijos: este tipo de radares siempre está señalizado, suelen estar dentro de cabinas, pero también pueden estar en pórticos o postes.

Radares móviles: estos radares están instalados en coches de la guardia civil, oficiales o camuflados, funcionan tanto si el coche está parado como si está en marcha.

Radares de tramo: son más fiables que los fijos, consisten en medir la velocidad media de un punto A hasta un punto B, son dos cámaras de visión artificial infrarroja con sistema de reconocimiento de caracteres situados a una distancia que permita medir a que velocidad ha circulado el vehículo durante dicho tramo, este tipo de radares también está preparado para multal velocidades anormalmente reducidas (circular a menos del 50% de la velocidad máxima de la via)

Foto-rojo: este tipo de radares no miden la velocidad, sino que ‘cazan’ a los conductores que se saltan semaforos en rojo.

Helicóptero Pegasus: Equipado con dos camaras de vigilancia, puede medir la velocidad de circulación de un vehículo desde una altura de 300m, es más selectivo y puede observar el comportamiento en la carretera y vigilar conductas de riesgo que no tengan que ver con la velocidad.

Ahora que conoces mejor como funcionan los radares de carretera y las herramientas para localizarlos seguro que será más dificil que te multen por esceso de velocidad.

Comprueba cómo se aplican las sanciones a las diferentes infracciones de velocidad.

 

infracciones-velocidad